ADHESIVIDAD, POROSIDAD Y COLOR - Temtex España
15960
page,page-id-15960,page-child,parent-pageid-15952,page-template-default,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-9.1.2,wpb-js-composer js-comp-ver-4.9.2,vc_responsive

ADHESIVIDAD, POROSIDAD Y COLOR

ADHESIVIDAD

ADHESIVIDAD

Las vendas neuromusculares se caracterizan por incorporar un adhesivo de uso médico que le permite mantenerse a lo largo de varios días, siendo igualmente resistente al agua.

Como características importantes en este sentido se cuenta la ‘fuerza’ adhesiva ya que va a permitir mantener en buenas condiciones la venda pegada a la piel, a pesar de que el grado de estiramiento (ya hemos hablado de la importancia de la elasticidad longitudinal) sea importante. Es decir, la adhesividad para mantener la venda correctamente pegada a la piel, debe ser mayor cuanto mayor sea el grado de estiramiento de la venda.
Lógicamente se necesita un nivel de adhesividad importante para mantener en condiciones aceptables la venda en su máximo nivel de elasticidad longitudinal.
En cuanto a la Adhesividad de algunas marcas de Vendas Neuromusculares, presentamos un Test de Adhesividad en el que han objetivado diferentes parámetros, entre los que los más significativos son la “Máxima Capacidad de Carga” y la “Máxima Fuerza Adhesiva”

 

POROSIDAD
La porosidad es una característica esencial de las vendas. La mayor o menor porosidad de un tejido que va a estar en contacto con la piel, va a determinar la respuesta de la piel a nivel de tolerancia a la venda adherida.
Una venda porosa, permite la permeabilidad de la piel evitando así irritaciones que se traducen en sensación de desconfort, picor, etc.
Es evidente que si pegáramos un plástico a la piel, en pocas horas tendríamos alteraciones en la piel por la imposibilidad de transpiración e intercambio con el exterior, lo que da lugar en un primer momento a la maceración y mayor índice de reacciones alérgicas e irritativas, y si se mantiene en el tiempo puede dar lugar a problemas más graves.

COLOR

La selección del color a la hora de aplicar un vendaje neuromuscular es un criterio que aplican quienes consideran las propiedades cromaterápicas. Sumando así el efecto de la cualidad del color a la propia acción del vendaje en sí.

Los colores más utilizados son el rojo/fucsia, el azul, el negro, y el beige. Posteriormente surgieron el verde, el amarillo, el blanco y el naranja.

De esta manera básicamente podemos distinguir colores fríos, calientes, o neutros.

Los colores cálidos captarán temperatura: rojo, amarillo, naranja: se les atribuye propiedades relajantes, distensión

Los colores fríos para dispersar temperatura: azul, verde: constringente, concentrante, tensor,

Los colores neutros: beige, blanco, la acción que imprimen es de neutralidad, no imprimen una acción específica por su color

Indicaciones en base al color:

-rojo/fucsia: cálido, en lesiones musculares que no sean agudas

Azul: lesiones ligamentosas, tendinosas, linfáticas y procesos que cursen con inflamación

Negro: sinérgico con azul o rojo; como color independiente de refuerzo

Beige-carne: neutro, no influye

Amarillo- naranja: lesiones crónicas, efecto estimulante

Verde: drenador, lesiones por stress, cálido intermedio si lo asociamos a los cálidos, pero refrescante si va con fríos.